Volver a página principal

más...

Escultura sepulcral del general de división von Hochkirchen, 1701

Foto: © Dombauhütte Köln, Matz und Schenk

Dos años antes de su muerte en el año 1703, en la batalla a orillas del Speyerbach, el general de división von Hochkirchen de las tropas imperiales encargó al escultor barroco florentino Giovacchino Fortini la ejecución de su sepulcro en la Iglesia de San Francisco ad Olivas de Colonia. La iglesia fue demolida en 1804. En 1802, la figura recostada de mármol blanco fue trasladada a la Catedral; las demás figuras del sepulcro, en cambio, fueron subastadas. El difunto es representado con armadura completa y botas de cuero de caña alta. Tiene el torso erguido, apoyándose con el codo de su brazo izquierdo en un casco adornado con plumas. La mirada está dirigida hacia la derecha. El brazo derecho descansa sobre un bastón de mando.

Dr. Klaus Hardering, historiador del arte

Vistas detalladas de esta imagen:
Escultura sepulcral del general de división von Hochkirchen, 1701 Parte superior del cuerpo de la figura recostada